El número de rescates en la montaña creció en Asturias un 60% en los últimos cinco años

  • La estación estival, especialmente julio y agosto, concentran la mayor incidencia, con picos que superan las 20 intervenciones mensuales

La cifra de rescates en montaña que precisan la intervención del Servicio de Emergencias del Principado (Sepa) ha aumentado progresivamente en los últimos cinco años. Así, en 2022 se produjeron 146 intervenciones de salvamento frente a las 91 de 2018, lo que supone un incremento del 60% en ese período.

La mayor subida, de un 27%, se registró entre 2020 y 2021, tras el mayor pico de incidencia de la pandemia de la covid, y se consolidó el ejercicio pasado con un crecimiento del 14% respecto al año anterior.

La mayoría de los rescates en montaña coinciden con la estación estival y se producen en el Parque Nacional de los Picos de Europa. De este modo, lo habitual es que en julio y agosto se produzcan más de 20 intervenciones mensuales, con un máximo de 26 en julio de 2022. En los últimos dos años, uno de cada tres rescates se llevó a cabo en los meses de julio y agosto. En 2020 esta proporción fue aún mayor, con cuatro de cada diez

Las lesiones en los miembros inferiores de los excursionistas, vinculadas a menudo al uso de un calzado inadecuado, provocan la mayor parte de las intervenciones. También la desorientación de senderistas por un cambio en las condiciones meteorológicas, como por ejemplo la niebla, o personas que se quedan atrapadas en una zona escarpada de la que no son capaces de salir, son motivos frecuentes de rescate.

La consejera de Presidencia, Rita Camblor, ha facilitado estos datos en el marco del IV Encuentro de Profesionales de la Montaña en Asturias, que se celebra en la sede del Sepa, en Llanera, y en el que se analiza la colaboración y la coordinación de los distintos equipos, con el fin de dar respuesta ante cualquier emergencia.

Estas cifras nos sitúan ante una realidad: el atractivo de la montaña asturiana como lugar de recreo y de actividades deportivas es creciente, la demanda de atención por parte de la ciudadanía va a seguir en aumento y, aunque la mayor parte de los rescates se producen como consecuencia de lesiones leves, debemos atenderlas con las mejores garantías y estar preparados para intervenir ante cualquier situación”, ha subrayado Camblor.

En este sentido, la consejera ha abogado por varios conceptos: “Prevención, preparación, coordinación, seguridad, práctica y evaluación de resultados, cuestiones todas ellas que me consta que tanto en el Sepa como en el resto de cuerpos que dan su apoyo en las emergencias se hacen con absoluto rigor y profesionalidad”.

Bomberos del Sepa cuenta con 19 parques distribuidos por toda la comunidad que trabajan en red bajo un criterio de funcionalidad: garantizar la mayor rapidez y eficacia en cualquier punto de Asturias. El organismo autónomo dispone de un helicóptero medicalizado para atender emergencias en todo el territorio y recientemente ha incorporado tres drones de última generación como apoyo aéreo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

16 − 7 =