Rescatado en helicóptero un cazador con una pierna fracturada

Cercanos en el tiempo en el día de ayer le entraron dos avisos similares al 112 Asturias, dos rescates, dos intervenciones que precisaron del Grupo de Rescate con el helicóptero medicalizado del SEPA y el apoyo por tierra de sendas dotaciones de Bomberos de Asturias.

Tras la primera de las llamadas, el Grupo de Rescate de Bomberos de Asturias, a bordo del helicóptero medicalizado del Servicio de Emergencias del Principado de Asturias (SEPA) y en colaboración con bomberos el parque de Villaviciosa, rescataban a una mujer que resultaba herida, tras sufrir una caída, cuando realizaba la senda del Los Molinos del Río Merón, en el concejo maliayo.

La senderista, de 61 años, fue trasladada a la base del helicóptero de bomberos en La Morgal donde la esperaba la ambulancia de soporte vital básico de Llanera y el equipo de Atención Primaria que la trasladó al Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA). Según la médica-rescatadora, a expensas de más pruebas y hasta nueva valoración médica, presentaba traumatismo costal de pronóstico reservado.

La mujer había caído en un regato, unos 50 metros,  y la ayudó a salir de allí una pareja que se la encontró en el lugar.  SE encontraba en un lugar sin acceso rodado por lo que, además del helicóptero, hasta la zona, por tierra,  llegó también una dotación de bomberos de Villaviciosa.

Cuando el grupo de rescate llegó al lugar, los bomberos de Villaviciosa, habían estabilizado a la mujer en una zona donde, no sin dificultad dado el arbolado, accedieron a ella médica y bombero-rescatador mediante sendas operaciones de grúa de unos 35 metros. Tras asistir a la herida, junto a la médica, se las subió a la aeronave mediante otra operación de grúa.

Mientras se realizaba esta intervención, en la Sala del 112 del SEPA entro una llamada, a las 16.54 horas, de un grupo de cazadores, uno de ellos, creían que se había fracturado la pierna. Estaban en una zona de difícil acceso, antes de la entrada del Negrón.  El guarda de la cacería indica que en esa zona hay cables de alta tensión por lo que se decide mover por tierra, como apoyo, una dotación de bomberos del parque de Mieres.

Dado que el helicóptero se encontraba en Villaviciosa y necesitaba repostar para acudir a este rescate, para agilizar estos trámites, el SAMU movilizó ambulancia y equipo de Atención Primaria a la base del Grupo de Rescate en La Morgal.

Como en el rescate anterior, la entrada y salida del equipo y del herido se realizaron mediante operaciones de grúa en las que se desplegaron 35 metros de cable en cada una de ellas. El hombre fue evacuado a la aeronave con triángulo de rescate y tras inmovilizarle la pierna con una férula. El cazador de 55 años fue trasladado al HUCA con fractura cerrada de tibia y peroné derecho, a expensas de más pruebas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

dos × tres =