Manuel Ángel García, nuevo presidente del Lenense Proinastur, se dirige a la afición

Manuel Ángel García Rodríguez, posando con el escudo del club. Imagen: S.D. Lenense

En la noche de ayer se confirmaba a Manuel Ángel García Rodríguez como nuevo presidente del Lenense Proinastur. En la mañana de hoy, el club ha difundido la siguiente carta, firmada por el nuevo presidente.

¡Muy buenas, #Verdiblancos!

Antes de nada, quiero presentarme para el que no me conozca. Soy Manuel Ángel García Rodríguez; socio 132, nacido, amamantado y criado en La Pola; orgulloso lenense desde la cuna, fiu de Maribel y nietu de Mena, la de «Casa Mena», dos personas emblemáticas del comercio local durante décadas.

Mi primer mensaje como presidente del Lenense Proinastur, también como aficionado al club que he sido siempre, aunque no siempre militante, no puede ser otro que de agradecimiento y reconocimiento a los directivos de las juntas que ha encabezado en los últimos doce años Miguel Marcos. Cogieron los mandos de este club no en la ruina, sino en los escombros y dejan un legado extraordinario. «Presi», gran e ilustre «Domin», Heriberto, Heri, Josón, Tommi, Neme, Piquero, Fermín, Paco, Ruben, Patricio, a todos esos colaboradores «sin cargo», a todos los que hayáis pasado por ahí alguna vez para arrimar el hombro y se me puedan olvidar, ¡muchas gracias! Y también a ti, Baquero, gracias por permitirme entrar dentro y de verdad en esta gran familia. El Lenense os sigue necesitando y sería un honor para mí que, cuando toméis el respiro que os pida el cuerpo o la vida, si es que lo precisáis, volvieseis a engancharos a la directiva en calidad de lo que queráis.

Llevo varios años entrenando en el #FútbolBaseSDLP y el día a día me ha enseñado que el Lenense es eso, aunque suene muy tópico, una familia articulada en torno al Fútbol, no sólo una familia del Fútbol y potenciar esos lazos, incluso con momentos de ocio más allá del propio Deporte, creo que puede ser el pilar fundamental sobre el que, primero, asentar lo ya construido y, luego, crecer, si se puede, como hacen las familias en la vida real.

Deportivamente, en esta legislatura, en la que estaré acompañado por una directiva conformada por gente joven, con ganas, pero también contando con el consejo, la experiencia y la veteranía de directivos anteriores, queremos terminar de fraguar lo que ya hay.

Devolver al primer equipo a Tercera y asentarlo es una ilusión, pero no debe ser una obsesión a cualquier precio. Empujaremos con todo, pero siempre sabiendo dónde estamos. Esta última frase vale también para todo lo que tiene que ver con el Fútbol Base, que seguirá con Toni y Carlos al frente intentando dar continuidad al enfoque de labor social que ha venido trayendo, avanzando con pasos seguros que, a veces, serán más lentos de lo que desearíamos e intentando buscar un equilibrio entre la igualdad de oportunidades, la educación en valores y la progresión deportiva.

Para cumplir estos objetivos vamos a intentar tener el mejor escenario de trabajo posible. «El Sotón», nuestro «teatro de los sueños», aún siendo la envidia de muchos, tiene ya casi 40 años y por eso y por su situación junto al río, tan expuesto al viento, necesita retoques constantes en algunos puntos y arreglos más profundos en otros que intentaremos ir abordando, solos hasta donde podamos o tocando la puerta de las instituciones cuando haga falta para que la estética y la funcionalidad, pensando en los deportistas, sus familiares y los espectadores, raye la altura de uno de los mejores sintéticos del Principado.

La implantación, en la medida de lo posible, de las nuevas tecnologías es algo que también está en la agenda de esta nueva directiva, tanto para mejorar el trabajo deportivo como para hacer más confortable, llamativa y divertida la experiencia de visitar o estar en nuestro Estadio ALTOSDEMONTECERRAO.COM, sea día de entrenamiento o de partido.

Para conseguir los medios económicos y materiales que todo esto precisa intentaremos darles a nuestros patrocinadores, los actuales y los que, ojalá, estén por venir, el mejor retorno posible y a las instituciones, motivos que no dejen de testimoniar la enorme trascendencia de la Sociedad Deportiva Lenense Proinastur en la vida del concejo y de la cuenca del Caudal, amplificada por el histórico acuerdo de filialidad con el S.C.D. Campomanes. Porque la unión, en los términos que queramos y hasta donde queramos en cada momento de la historia, hará siempre más fuerza.

Voy terminando casi como empecé, dando las gracias, en este caso y de manera especial a mi mujer por comprenderme y acompañarme en todas mis locuras (como también hará en esta), a las personas que han avalado mi candidatura, a las personas que me van a echar los primeros cables, con o sin cargo en la junta directiva, y en esa línea, también con un ruego: todas las manos para trabajar o las cabezas para pensar nunca son suficientes, o sea que si alguien más quiere poner las suyas a disposición asiduo o puntualmente, no de mí, sino del club de nuestros amores, que se acerque a nosotros, que estaremos encantados de escuchar para aprender y mejorar.

Quiero que mis últimas palabras en este primer acercamiento a vosotros ya como presidente sean de recuerdo para Pepe Mesa, José Manuel y todos aquellos verdiblancos que han ayudado a construir esto desde 1953 y que ya nos animan desde el cielo.

¡PUXA LENENSE!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

quince + cuatro =