La Robla – Campumanes en 20 minutos: Así ha sido el primer viaje en pruebas con la línea electrificada en la Variante de Pajares

Autoridades presentes en ese primer viaje en pruebas.

«Un día histórico para Asturias en el que ya se vislumbra el futuro de las conexiones del Principado con la Meseta«, es la valoración que hacen desde Renfe en su cuenta oficial en Twitter. «Es un hito histórico, después de 18 años de espera ya podemos decir que la Alta Velocidad es una realidad en Asturias«, ha declarado la ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez, presente en el viaje.

El presidente del Principado, Adrián Barbón, ha reflexiona sobre que «hay un gran número de asturianos que hemos crecido oyendo hablar de la Variante de Pajares». A su vez ha afirmado que «la llegada del AVE a Asturias tiene una carga simbólica total, supondrá el fin del aislamiento«. José Antonio Diez, alcalde de León, Santiago Dorado, alcalde de La Robla, o Genma Álvarez, alcaldesa de Lena, fueron otras de las autoridades presentes en el ensayo.

El recorrido entre La Robla y Campumanes ha durado menos de 20 minutos, donde, a bordo de un tren S-730 de viajeros, se han llegado a alcanzar los 162 kilómetos por hora, una velocidad aún bastante inferior a la máxima prevista, de 260 km/h.

«Estamos impulsando la mayor obra de ingeniería ferroviaria para que Asturias esté cada vez más cerca. Para que el trayecto entre Asturias y Madrid se reduzca a 2 horas y 43 minutos y todas las personas puedan elegir el tren como medio de transporte más sostenible, cómodo, fiable y seguro«, ha informado la ministra tras concluir el trayecto en pruebas entre La Robla y Campumanes.

El viaje de hoy es uno más de los que está realizando Adif para la puesta en servicio de esta infraestructura clave para la conexión ferroviaria de alta velocidad de Asturias, con más de 49 kilómetros de túneles, una inversión de más de 3.800 millones de euros y 18 años de trabajos.

«Se trata de la mayor obra de ingeniería ferroviaria realizada. Ninguna me impresiona tanto, por su complejidad técnica, como esta variante de Pajares que traerá, ahora ya sí, la alta velocidad a Asturias«, ha aseverado la ministra. En su ejecución han llegado a participar de forma simultánea hasta 4.000 trabajadores -en las fases actuales están involucrados unos 400 profesionales- y se han empleado cinco tuneladoras para excavación.

Con una inversión de más de 3.800 millones de euros, representa un reto sin precedentes de ingeniería y construcción: el 80% de su trazado -50 km, entre La Robla y Pola de Lena- transcurren en túnel.

El proyecto presenta una enorme complejidad técnica, tanto en la fase de obra como en las etapas previas de estudios y proyectos, por las características geotécnicas del macizo que atraviesa -hasta 40 formaciones geológicas diferentes- y por la necesidad de aunar los parámetros de alta velocidad y los del tráfico de mercancías en una misma.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

quince − 13 =