La Guardia Civil sigue escoltando camiones para proteger a los transportistas

Se sigue sin un acuerdo entre transportistas y Gobierno. La A-66 y el Puerto Payares son dos de los principales enlaces de la región con la meseta, y después que en la primera semana de paro se registraran diversos incidentes, Guardia Civil y resto de cuerpos policiales trabajan en un operativo a nivel nacional para proteger a los transportistas que sí están trabajando.

En total están desplegados en toda Asturias más de 850 agentes, en su mayoría son guardias civiles (652) y policías nacionales (205), que participan en el dispositivo que da protección a los camioneros que si están trabajando. A nivel nacional, la cifra de agentes movilizados aumenta a 24.000 en un dispositivo que busca garantizar el abastecimiento, dotar de seguridad a los centros logísticos y vías de comunicación y actuar contra los piquetes violentos.

Por recapitular, el mismo lunes en que se iniciaba el paro, dos camioneros denunciaban haber recibido impactos de piedras mientras circulaban por la A-66 a la altura de La Pola, en la que era la primera jornada de paro indefinido de los transportistas. El lanzamiento se producía a camiones en marcha, provocando daños materiales en los vehículos, pero no daños personales.

El viernes de esa misma semana, de madrugada, dos piquetes «violentos» eran detenidos en las inmediaciones de la A-66, dentro del término municipal de Ḷḷena. La detención se produjo de madrugada y los dos detenidos fueron puestos en libertad con cargos por un supuesto delito grave contra la seguridad vial. Fueron las dos primeras detenciones en Asturias relacionadas con el paro en el transporte.

Los mismos habrían sido sorprendidos por agentes de la Guardia Civil lanzando objetos punzantes a la calzada, buscando así dañar a los camiones que circulaban por al autopista A-66. Además, agentes de la Guardia Civil también localizaron en las inmediaciones de la autopista A-66, también dentro del término municipal de Ḷḷena, material para presumiblemente realizar una barricada. En total la Benemérita localizó 45 neumáticos, además de una garrafa de gasolina que hubiera servido para incendiar los mismos. Todo esto se encontró escondido en un paso subterráneo de la autopista.

Si bien desde entonces no se han conocido nuevos incidentes, la Guardia Civil ha intensificado su presencia en las carreteras lenenses (especialmente en la A-66 y el Puerto Payares) para garantizar la seguridad de los camioneros. Además, se están organizando convoyes a los que la Benemérita da seguridad, como el de la imagen superior o el vídeo inferior.

Una de las principales demandas de los transportistas es mostrar el rechazo al aumento de los costes de los combustibles. También se piden cambios en el sistema de contratación de las empresas o la prohibición de contratar servicios de transporte por debajo de los costes de explotación, entre otras reclamaciones como seguridad en las áreas de descanso, jubilaciones a los sesenta años o modificaciones en las funciones de descarga.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

siete + 13 =