• 16 de junio de 2024 11:19

Placas Micro-bit, impresión 3D o un juego de mesa elaborado para concienciar sobre el uso responsable del agua y la energía, proyectos del CRA Lena

Lydia Espina posa junto al director y alumnos del CRA Lena.

En dos jornadas, ayer lunes y hoy martes, los centros educativos de la región exponen los proyectos realizados por los centros de enseñanza a través del programa PROA+ para la orientación, avance y enriquecimiento educativo. Lo hacen con una feria que se celebra en Gijón/Xixón.

Con 85 centros participantes, y más de 2.000 estudiantes, en la jornada de ayer la consejera de Educación Lydia Espina y el director general de Inclusión Educativa y Ordenación, David Artime, visitaban la feria, realizando un recorrido por los expositores entre los que se encontraba el CRA Lena.

En el evento, el centro educativo lenense CRA Lena, ubicado en Campumanes, entre otras cosas presento «como trabajamos el pensamiento computacional a través de las placas Micro-bit, la impresión 3D» o «un juego de mesa que han elaborado para concienciar sobre el uso responsable del agua y la energía…«, explican desde el centro, entre otros proyectos.

Espina ha mencionado durante su intervención los contactos con el Ministerio de Educación, Formación Profesional y Deportes para intentar renovar el programa PROA+, que concluye este curso y del que en Lena se benefician dos centros educativos, además del CRA Lena el IES Santa Cristina de Lena.

El programa se está aplicando en Asturias en 89 centros de enseñanza (79 públicos y 10 concertados) y supone una inversión de 9 millones durante el trienio de vigencia 2021-2024, financiada en su mayoría con fondos europeos del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia (MRR). El 65% son centros públicos de Infantil y Primaria; un 17%, de Infantil, Primaria y Secundaria, y el 18% restante, institutos de Secundaria. Entre el 65% y el 75% están situados en entornos rurales con baja densidad de población.

Educación realizó una convocatoria pública en octubre de 2021 y estableció como criterios de selección que los centros tuvieran, al menos, el 30% de alumnado vulnerable y estuviesen localizados en el ámbito rural, en zonas deprimidas o con gran dispersión de población. En el caso de los públicos, se utilizó el índice socioeconómico, ponderado por el criterio de ruralidad, para elaborar la lista definitiva de beneficiarios. En los concertados se valoraron los proyectos presentados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

veinte + 4 =

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies