Continúan los trabajos para liberar la infraestructura de los restos del tren accidentado en Pajares

Adif informa en nota de prensa que continúa con las labores para liberar la infraestructura de los restos del tren de mercancías accidentado el pasado lunes entre las estaciones de Campumanes y Puente de los Fierros, y que mantiene suspendido el tráfico ferroviario entre León y Asturias.

En la nota de prensa explica que una vez retirados los siete vagones no descarrilados las actividades se centran en el desguace in situ de aquellos cuyos daños eran tan importantes que impedían su encarrilamiento y que eran los cuatro más próximos a la locomotora. Para ello se está utilizando una máquina cizalladora que se ha trasladado hasta el punto del accidente y que en estos momentos está trabajando sobre el que ocupaba el tercer lugar y que está apartado en un lateral de la vía. Posteriormente los dos restantes vagones serán igualmente apartados y desguazados y de esta forma se podrá tener ya acceso a la locomotora, que se encuentra literalmente encajada en el interior del túnel.

De forma simultánea al desguace en el punto, los restos son trasladados en vagones plataforma hasta la estación de Campomanes donde son cargados en camiones. Todas estas actividades no revisten ningún riesgo medioambiental.

Igualmente, conforme se va despejando la traza de los restos del accidente se avanza en la reparación de la infraestructura, tanto en la reposición de carriles, traviesas y balasto para permitir el avance del tren-taller hacia el túnel donde se encuentra la locomotora. Una vez despejado el acceso al túnel, el tren-taller arrastrará la locomotora hasta el exterior donde igualmente será desguazada.

Posteriormente técnicos de Adif evaluarán y repararán los daños ocasionados por el impacto de la locomotora sobre la estructura del túnel y de esta forma completar la reconstrucción de los más de 200 metros de infraestructura afectada por el accidente.

Desde Adif apuntan que a la laboriosidad de todas estas actividades sobre los restos del tren hay que sumar otras dificultades añadidas: por una parte, una gran roca desprendida desde la trinchera que es necesario reducir de tamaño y retirar utilizando también maquinaria pesada que hay que desplazar al punto. Por otra, la meteorología adversa tampoco contribuye a facilitar las labores de reparación y posterior restablecimiento del tráfico ferroviario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

7 + doce =