• 23 de mayo de 2024 05:05

Los vecinos de Zurea, preparados para usar su desfibrilador así como hacer frente a otras situaciones de emergencia

Desde hace unos años la presencia de desfibriladores se ha multiplicado, y es que disponer de ellos puede suponer salvar vidas. En centros sanitarios por supuesto, pero a día de hoy ya es difícil no encontrar un desfibrilador en la mayoría de centros escolares, espacios deportivos, culturales… En Lena, espacios como el Refugio del Meicín ya cuentan con ellos, Tania Plaza explicaba hace unas semanas durante las jornadas de Fariñentu que esperan no tener que usarlo nunca, pero que tenerlo allí era algo fundamental puesto que puede suponer una diferencia crucial a la hora de salvar, o no, una vida.

Zurea se convertía, en la mañana de ayer, en otro ‘espacio cardioprotegido’, acercando aún más estos dispositivos a la zona rural. Puesto que de nada sirve tenerlo sin saber usarlo, la Asociación de Vecinos de Zurea organizaba una formación en ‘Primeros Auxilios, Soporte Vital y DESA‘, que congregó a un gran número de vecinos superando todas las expectativas. El bombero Iván Pérez era el encargado de impartir la misma, que se realizaba en las Escuelas de Zurea.

Durante la formación no solo se enseñaba el funcionamiento del desfibrilador, sino que durante cerca de tres horas el bombero impartía nociones básicas de primeros auxilios, sabiendo ahora los vecinos como actuar ante accidentes de tráfico, atragantamientos, quemaduras o incendios eléctricos, entre otros. El bombero agradecía el interés de los presentes, que no solo le escuchaban sino le hacían constantes preguntas, demostrando el interés que tenían en la materia.

El desfibrilador tiene un coste que sería elevado para la localidad, pero en esta caso los vecinos disfrutaran del mismo gracias a la donación de la empresa Althos Alternativas Hospitalarias. Además, será la Comisión de Fiestas la que asuma el mantenimiento anual, que supera los 200€. El DESA no tiene coste ni para la Asociación de Vecinos ni para los propios vecinos, que ayer agradecían la inicitiva y la donación.

Desde ayer la localidad cuenta con un desfibrilador semiautomático (DESA), que diagnostica y trata ciertas arritmias y paradas cardíacas, pudiendo así evitar la muerte del paciente. Zurea es una población de la zona rural a la que los servicios de emergencia tardan más en llegar que a las grandes poblaciones, por lo que contar con este DESA (y personas que sepan utilizarlo) puede ser una cuestión vital.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 + 16 =

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies