Lares advierte sobre sus residencias “Solo podemos garantizar el suministro una semana más”

Imagen: Residencia Canuto Hevia

Lares ha emitido hoy un comunicado en el que hace referencia a como el paro en los transportes esta afectando a sus residencias, entre las que se encuentra la Residencia Canuto Hevia. Pertenecen a Lares 17 asociaciones autonómicas que aglutinan 1.050 centros y servicios en toda España.

La situación es insostenible. Solo tenemos el suministro de producto fresco asegurado para una semana más”, denuncian las Asociaciones que forman parte del Grupo Social Lares, que alerta de que la situación es “aún peor” en zonas de Asturias, Cantabria y Galicia.

En el comunicado emitido por Lares se informa que los responsables de estos centros «ya han dado instrucciones a su personal de que acudan a los supermercados locales, donde hacen la compra el resto de las familias, para poder hacerse con aquellos productos que ya no les llega por los circuitos tradicionales.»

Por lo general, cada residencia cuenta con unos proveedores que les surte de todo lo necesario para poder elaborar los menús. Sin embargo, desde la semana pasada, frutas, verduras y hortalizas, ya no se están suministrando. También hay problemas con las patatas y la leche”, explican algunas de los asociados al Grupo Social Lares, que aseguran: “nos estamos viendo en la necesidad de acudir a los mercados en los que compra el ciudadano de a pie, lo que conlleva una doble penalización: primero, a las residencias, que deben pagar un mayor precio por los mismos productos; segundo, el producto que compramos nosotros deja de estar disponible lo que pone en riesgo, a su vez, el abastecimiento de las familias”.

Ante esta situación, el Grupo Social Lares pide a la Administración que asegure unos servicios mínimos que garanticen el abastecimiento de todos estos centros y, por ende, la elaboración de los menús para las personas mayores, tanto residentes como no, ya que muchas personas reciben la comida en sus casas como parte de los servicios de ayuda domiciliaria. “Nuestros proveedores, sensibles a la vulnerabilidad de los mayores, en muchos casos, están tratando de sortear los piquetes informativos para hacer las entregas, lo que ya ha ocasionado agresiones y desperfectos en los vehículos”, comentan desde algunas residencias Lares.

Es desolador comprobar que este colectivo, tras haber sido muy duramente castigado durante los años de pandemia, vuelva ahora a sufrir las consecuencias de un desabastecimiento al que se debe poner fin cuanto antes”, solicita el Grupo Social Lares.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

15 − once =