La Residencia Canuto Hevia celebró su 50 aniversario con homenajes, eucaristía, comida y baile

La historia de la Residencia Canuto Hevia se remonta a 1934, «con la inauguración de un asilo gestionado por la Congregación Sagrada Familia de Urgel, sobre unos terrenos que D. Canuto Hevia dejó en su testamento, junto con una partida económica«, según se narra en la web de la Fundación Residencia Canuto Hevia, si bien, no sería hasta 1972 cuando la residencia abriese de forma oficial.

Ese 50 aniversario es el que se celebrará este pasado martes, 29 de noviembre. Desde la Fundación Residencia Canuto Hevia recordaban que pese a la celebración se debían de continuar con las medidas Covid, por lo que el uso de la mascarilla fue obligatorio, salvo para momentos concretos.

Los actos se abrían a las doce y media del mediodía, con la celebración de la Eucaristía en el salón de actos. A la una del mediodía se procedía a los homenajes a Matilde Fernández y Florencio Gordo, que eran distinguidos como los residentes más antiguos, mientras que María Barcena y Florentino Fernández eran los homenajeados como los residentes de mayor edad. Todos estuvieron acompañados de sus familias.

Tras una sesión vermú en la cafetería, en torno a las dos del mediodía se realizaría una comida en la que se respetaba la sectorización por plantas, de nuevo con motivo de las medidas Covid. Ya por la tarde, y para cerrar el día, «Duo Fusión» pondría la nota musical.

«Fue un día estupendo que no podría ser posible sin todos los miembros de esta gran familia, gracias a todos por seguir con nosotros cada día dando lo mejor a nuestros residentes«, se valora desde la Fundación Residencia Canuto Hevia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro × cinco =